El dibujo como expresión infantil


El dibujo es una forma de expresión gráfica que estampa imágenes sobre un soporte real o virtual que nace de la necesidad que tiene el ser humano de manifestar su mundo interior. Es por ello, que desde muy temprana edad las personas comienzan a realizar primitivos garabatos incluso antes de practicar el lenguaje.

Así, el dibujo forma parte del inicio del crecimiento en los niños desarrollando sus habilidades psicomotrices que les permitirán la creación de líneas rectas, círculos, cuadrados, rombos y finalmente dibujos completos con escenas específicas que deseen plasmar. Sin embargo, el dibujo no solo sirve como base del desarrollo físico de los niños, sino que también ayuda su parte psicológica, ya que al ser un medio de expresión, estimula la creatividad y la imaginación brindando una alternativa para expresar sus emociones.

La psicóloga Claudia López de Huhn asegura que los niños “Proyectan en el dibujo emociones a las que no pueden poner palabras”. Por esta razón, los dibujos de los niños pueden también mostrar a nivel emocional algún problema interno que esté pasando el menor en un momento específico. En este punto, podría valorarse los colores que utilice, los tipo de líneas que haga y hasta el tamaño de los personajes que realice; al respecto la psicóloga Cristina Gómez alega ´´ Lo importante no es qué expresan los niños a través de sus dibujos. Es en el mero hecho de plasmar sus estados internos donde radica la importancia de los dibujos”

Beneficios del dibujo en los niños


Mejora la motricidad:

El sostener el lápiz el niño regula los movimientos de la mano y estimula sus conexiones cerebrales, lo que trae beneficios para la motricidad fina. Preparándolo también para la escritura.

Mejora la comunicación:

El dibujo resulta ser un lenguaje personal, que mediante la creatividad puede mostrar los sentimientos y emociones de los niños. Por lo cual, resulta beneficioso especialmente para los niños tímidos, autistas o con determinadas discapacidades.

Relaja y tranquiliza:
Al ser un medio de expresión los pequeños tienen la oportunidad de desahogar sus sentimientos, materializando las cosas que los molestas en un papel. Por esta razón, cada sentimiento se expresa mediante un color y se percibe según el tipo de trazo y la intensidad con que se realice, siendo un proceso liberador y placentero, que drena hasta cierto punto la ira.

Suma diversión:
Al dar una posibilidad creativa el niño se ve delante de un mundo creado por su propia imaginación, en donde puede expresar también su felicidad, socializando, aprendiendo y apreciando la naturaleza y si le ha gustado esta práctica terminara apasionado por el arte.

Aprende a apreciar el arte:
Si el niño ha sido constante en la actividad dibujistica comenzara también a interesarse por el trabajo de otros interesándose cada vez más e aprender sobre el arte. (Esto es relativo, sin embargo aumenta la posibilidad siempre y cuando el niño este envuelto en las actividades artísticas)

#

Viendo entonces lo beneficioso que resulta el dibujar para los niños, se les invita a estimular a los más pequeños a que den rienda suelta a su imaginación y creatividad materializando sus emociones a través del papel ya que las más grandes ideas pueden ser primero un dibujo.

Agradecimiento especial a Yireth Valentina de 8 años de edad, quien colaboro con sus dibujos para hacer posible esta publicación.